Reseña sobre la obra «Jo et donaré ales» por Teresa José Creus

Reproducimos hoy aquí la reseña elaborada por Teresa José Creus sobre la obra «Jo et donaré ales», de M. Roser Algué Vendrells. ¡Muchas gracias, Teresa!:

Portada-jo-et-donare-ales

«Hoy traigo la reseña del libro “Jo et donaré ales“, de la escritora M. Roser Algué Vendrells, editado por Terra Ignota Ediciones (tan solo en catalán).

 

¿Qué género literario? En mi opinión es del género de los sentimientos; en el encontraréis cómo ser optimista y ser positivo. También la amistad traspasando la “barrera“ de la edad. El libro consiste en cartas; un intercambio entre M. Roser y un recluso llamado Dani.

Yo tengo varios puntos en común con M. Roser. Cuando yo tenía dieciocho años, me gustaba cartearme; buscaba anuncios de personas que quisieran cartearse. Hice varias amistades, una de ellas mi mejor amiga, mi “hermana“. ..

M. Roser es maestra; yo no, pero me gustan mucho los niños, tengo mucha paciencia con ellos y el afecto es mutuo.

M. Roser vive con sus padres; porque está soltera y además sin pareja; yo vivo con mis padres y estoy soltera, aunque hay una diferencia, yo sí que tengo pareja.
M. Roser colabora en un programa de radio dedicado a la poesía y, claro está, como muchos, no cobra ningún sueldo, pero disfruta mucho. Yo colaboro en un programa de radio, mi espacio son reseñas de novelas de género negro, no cobro ningún sueldo, pero disfruto mucho.
En ningún momento sabemos los motivos del porqué está encarcelado Dani, pero M. Roser le dice que ella no tiene ningún derecho a juzgarle, que para eso ya están los jueces.
Concretamente para mí, ha sido un libro de lectura ágil, adictivo e interesante por el tema en el que se basa; el punto de vista de cada lado del muro.
Las cartas son de hace unos veinte años, con un chico de un centro penitenciario de nuestro país. Esta correspondencia duró aproximadamente dos años y terminó cuando finalmente él recuperó su libertad.

 

M. Roser conocía una chica que hacía las practicas de su carrera en uno de estos centros, como le gustaba mucho escribir y quería que sus palabras fueran útiles, le pidió si podía ponerla en contacto con algún recluso que quisiera intercambiar puntos de vista con alguien del exterior. De esta forma empezó a cartearse con Dani, un chico que también escribía poesía como ella. Aunque él lo hacía como terapia. Tan solo encontraréis las cartas de M. Roser, con su lectura podréis intuir el proceso anímico de Dani durante estos últimos años de falta de la libertad, pero con la esperanza de salir a un mundo libre, lo más pronto posible. Todos los nombres (de personas y lugares) han sido cambiados, para mantener el anonimato. Aunque no era su intención, dejó muchos recortes de su vida, fue una muestra de confianza hacía él.
Después de unos meses empezó a visitarlo los fines de semana. Hablaban por un locutorio y era un engorro, porque tan solo hacían dos turnos de visitas y tenía que estar muy temprano para hacer la cola, si querías entrar en el primer turno de la tarde. Además, cuando estabas dentro se escuchaba mucho vocerío y te enterabas de lo que hablaban en los locutorios de los lados.

Pasado un tiempo, la familia que tenían un vis a vis de tres horas cada mes, le cedió la mitad de su tiempo. Supongo que pensaron que ella era una buena influencia para él y a ella le hicieron un gran favor, porque no tuvo que esperar turno, le daban una hora determinada y tan solo que llegase cinco minutos antes, ya tenías bastante. Es curioso, porque al principio parecía un poco reacio a tener una amistad con ella.

Dani, desde la adolescencia, entraba y salía de la cárcel en función de su comportamiento. Las cartas se corresponden a los dos últimos años de reclusión.

Biografía de la escritora M. Roser Algué Vendrells:

Nacida en la comarca del Bages, aunque actualmente reside en Esplugues de Llobregat. Es maestra de primaria, enamorada de su trabajo, aunque siempre ha tenido la ilusión de escribir. Tiene tres libros publicados: “Sota un vel de cendra“ (narrativa), “Petiteses“ (poesía) y un cuento infantil “La Kika no s’agrada“.

Ahora se ha animado a publicar estas cartas que tenía guardadas en el cajón de los pequeños tesoros.

© TERESA JOSE
© Mediatica, agencia comunicación cultural»

 

Enlaces de compra:
Terra Ignota: https://goo.gl/NRm7F8
El Corte Inglés: https://goo.gl/FMpbVp
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.