El diván de Terra Ignota: Mario J. Les

En esta ocasión, nos visita a nuestro particular diván el escritor Mario J. Les, autor de las obras El plan Bérkowitz y Sombras tras los cristales.

 

Publicar-un-libro-editar-Madrid - Barcelona -España-Cataluña-Catalunya-català-Andalucia-coedicion-autoedicion-tradicional-manuscrito-mario-j-les-el-diván-de-terra-ignota

(Mario J. Les posa con varios de sus muchos lectores durante el Día de Sant Jordi 2017)

 

–  ¿Qué te movió a escribir la segunda parte de El plan Bérkowitz?

La idea surgió conforme veía acercarse el desenlace de El plan Bérkowitz.  A pesar de que tenía claro que ésta iba a ser una trama bien cerrada, las posibilidades que me dejaba para continuar la historia a partir de los flecos que iban quedando me dieron el impulso definitivo. El final de El plan Bérkowitz, aunque lo considero redondo, dejaba abiertas muchas preguntas en el aire, y, sobre todo, el apego que sentía hacia esos personajes, que terminaron siendo parte de mi propia familia, me hacía resistirme a abandonarlos tras una sola novela.

 

–  ¿Tenías claro que tu segunda obra sería ésta o tenías otras ideas en la cabeza?

Comencé El plan Bérkowitz casi como un reto personal, sin mayor pretensión ni aspiración que no fuera el hecho de llegar a buen puerto con un trabajo que me iba a robar mucho tiempo y desvelo, y sabiendo de antemano que probablemente no traspasaría la frontera del disco duro de mi PC. Con el paso de los meses y las páginas tomé conciencia de que tal vez podía aspirar a algo más, y fue ya cerca del desenlace cuando supe que habría una segunda obra y que sería algo similar a lo que ha terminado siendo Sombras tras los cristales. Quería narrar el horror desde la perspectiva de los niños y de las mujeres porque siempre me ha parecido que este tema está demasiado masculinizado, y así lo he hecho.

Publicar un libro - editar un libro - Terra Ignota Ediciones - España - català - www.terraignotaediciones.com autopublicación - autoedicion - coedición -editoriales españolas - como publicar un libro - manuscrito

 

–  Tus personajes están muy trabajados, ¿cómo los construyes?

Todo parte de mi experiencia lectora. Me gusta “ver” lo que leo, ponerles rostro a los personajes, y reconocer el contexto en el que se desarrolla aquello que estoy leyendo. Pero no sólo esa fisonomía es importante para mí. Me gusta adentrarme en el perfil psicológico de los personajes que construyo, que mis lectores imaginen cuál va a ser su reacción ante las situaciones que se les presentan, antes incluso de que éstas lleguen a producirse. En relación a esto tiendo a enfrentar personajes de carácter muy diferente, pues considero que ayuda a crear esa atmósfera de misterio y suspense que flota en mis novelas.

 

–  En tus obras describes escenas muy duras. ¿Dónde buscas la inspiración?

Es una pregunta complicada, pero te diré que no creo demasiado en eso que llaman “inspiración”. La vida no me da para pasar largas horas escribiendo, así que aprovecho el tiempo como puedo. Lo que siempre tengo claro es que debo seguir la cronología de la historia y que en cada momento tengo que escribir lo que toca, da igual si estoy alegre, cansado o melancólico. En cuanto me siento frente al ordenador comienzo a vivir mi propia obra. Como podrás imaginar, no lo paso muy bien; apenas quince minutos de lectura a mí me suponen horas, incluso días, de describir el lado más crudo y oscuro del ser humano en los campos de concentración, tanto por parte de los opresores como de los oprimidos. En ese sentido hay que prepararse mentalmente muy bien, y hacerse casi insensible al dolor. Es difícil controlarse y no arrimarse al límite del sadismo, pero quiero dejar claro que todo lo que cuento en verdad sucedió, por increíble que parezca. Intento narrar de forma emotiva, y me baso para ello, sobre todo, en testimonios de supervivientes del holocausto. Son la fuente más fiel sobre el tema, aunque ya sabemos que han aparecido algunos farsantes apropiándose de los horrores de otros.

 

 

–  ¿Cómo surgió el germen de estas historias? ¿Siempre te ha interesado la Segunda Guerra Mundial?

Más que la guerra, me interesó siempre por qué se llegó a ella. Cómo un joven austriaco (Hitler) sin estudios ni ganas de trabajar comenzó a ver fantasmas en forma de judíos mientras paseaba por las calles de Viena, creyéndolos causantes de su miseria. Resulta increíble la capacidad que tuvo para reunir a las masas en torno a él, aprovechándose de las sombras que envolvían la Alemania de aquellos tiempos, y de cómo fue construyendo un partido rodeándose de verdaderos rufianes, en muchos casos, pero también de personajes destacados del Estado Mayor, como Luddendorf; gente a la que utilizaba para sus fines y que luego tiraba a la basura sin remordimiento alguno. El asunto daría para extenderse mucho, aunque mis tramas están centradas en esos últimos 7 años del nazismo, los más conocidos por todos.

 

–  ¿Cuál es el motivo de la gran presencia de África en tus novelas?

Es parte de mi vida desde que visité Kenia hace ya 13 años. También estuve en Túnez, pero no es comparable al África negra. Viajar allí y no sentir un golpe en el pecho lo considero imposible. Aprendes rápido sobre el valor verdadero de las cosas, y no hablo sólo de las materiales, me refiero también a las relaciones humanas, a la manera en que se toman la vida, tan alejada de nuestro permanente estado de estrés aun teniendo todas las comodidades en la mano. Luego está el entorno natural, el más bello que he conocido, esa naturaleza salvaje en la que se pone en juego la lucha por la supervivencia, esos atardeceres… pero, si tuviese que escoger una postal africana, me quedaría con las sonrisas de los niños.

Sombras-tras-los-cristales

 

–  En Sombras tras los cristales hay más presencia del humor, ¿a qué es debido?

Sólo pretendo relajar al lector, y no veo mejor forma de hacerlo que a través de lo cómico. Para ello creé el personaje de Matías Kortabarría y continué con esa relación de tira y afloja entre Alex y Fran que ya inicié en El plan Bérkowitz. Los capítulos que abarcan la Alemania nazi son muy cruentos, dolorosos y emotivos, a veces asfixiantes, y por ello he intentado que la parte que engloba ese presente “navarro-africano” suponga un pequeño relax en la lectura, aunque ya aviso de que también hay una buena carga de misterio, e incluso terror, en estos capítulos. Una característica destacada en la novela es que casi nada es lo que parece.

 

–  ¿Cuáles son tus expectativas?

Mis aspiraciones no van más allá de la crítica positiva, que la novela se lea y que guste. Recibí muy buenas palabras de El plan Bérkowitz y, sinceramente, creo que Sombras tras los cristales es de una calidad superior. Sobre las ventas es difícil mojarse, soplan malos vientos para los bolsillos de casi todos, pero tengo un público cercano y fiel, que no ha dejado de apoyarme desde que decidí lanzarme por estos caminos y para el que sólo tengo agradecimientos.

 

 

–  ¿Cómo has cambiado como autor de una obra a la otra?

Sobre todo, creo que he ganado en soltura. He aparcado las dudas de los comienzos y eso se ve reflejado en Sombras tras los cristales. Creo que es una novela más madura que El plan Bérkowitz, aunque para mí El plan Bérkowitz siempre será un libro muy especial, el comienzo de todo. En Sombras tras los cristales los capítulos son más extensos y de mayor emotividad, y la trama “navarro-africana” ha ganado en intensidad, pero en eso, como en todo, es el lector quien tiene la última palabra. De cualquier modo, pienso que lo más positivo es que todavía tengo mucho margen de mejora. Sólo falta encontrar otra buena historia, y ésta, tarde o temprano, siempre aparece.

 

–  Muchas gracias Mario por tu tiempo.

Gracias a vosotros.

 

Publicar-un-libro-editar-un-libro-Terra-Ignota-Ediciones-España-Cataluña-Catalunya-Catalán-català-Gratis-www.terraignotaediciones.com-autopublicación-autoedicion-coedición-manuscrito

 

Si aún no tienes tus ejemplares de El plan Bérkowitz y Sombras tras los cristales, puedes adquirirlos en tu librería preferida o de manera online. Si lo compras en nuestra web, te los enviamos directamente a tu casa (España e internacional):

El Plan Bérkowitzhttps://goo.gl/9cLtST
Sombras tras los cristaleshttps://goo.gl/M6fI4B

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.